Una parròquia perseverante

La feligresía de Santa Teresa de Jesús del Carmelo vive la fiesta parroquial unida y con la ilusión de la patrona

Si alguien busca una parroquia de barrio, allí donde el plan de domingo de los feligreses después de misa, es un rato de charla entre amigos y donde las celebraciones cobran el sonido de un coro de gospel, puede dirigirse hacia el Carmel. Es justo en el número 128 de la calle Llobregós, donde se ubica la parroquia de Santa Teresa de Jesús, que ha festejado durante todo este año el quinto centenario de su patrona y celebra ahora la fiesta patronal.

Historia

La parroquia Santa Teresa de Jesús fue erigida en 1924, sobre una antigua iglesia que había antes del año 1900 en los terrenos de la antigua finca de Can Grau, que era tenencia parroquial de SanJuan de Horta. En octubre de 1928 tuvo lugar su bendición. Se edificó junto con una escuela de tradición obrera, y tanto una como la otra, tienen una tradición muy arraigada al barrio. De hecho el Colegio, llamado como la Santa, fue la sede de una de las primeras cooperativas obreras del barrio.

Durante la guerra civil el templo fue dañado y reconstruido. Posteriormente, en 2005 tuvo lugar el trágico episodio del hundimiento del Carmel durante las obras del metro, que agrietó el patio parroquial, así como parte de la fachada del templo.

Comunidad trabajadora y unida

Tal como explica Lluís Campdepadrós, que ayuda el rector Mn. Albert Sols a administrar los temas de la parroquia, que vive gracias a la feligresía, que nunca falla a la hora de echar una mano, sobre todo, con el hundimiento del Carmel. «Tuvimos que reconstruir todo, y la gente se mostró muy solidaria y unida, precisamente el carisma que caracteriza la feligresía», explica. «Se trata de una mayoría de gente mayor, por encima de los 70 años, muy voluntariosa y trabajadora, que proviene de la inmigración de los años 60 y que están acostumbrados acostumbrada a luchar, y no se echan atrás ante un problema».

Actividades

Día a día, la parroquia trabaja con diversas tareas que giran alrededor de Cáritas, principalmente, el Banco de Alimentos, grupos de Vida Creciciente, Encuentro Matrimonial o Ultrella, que tiene su sede en la asociación de Comerciantes del Carmelo. Aunque la comunidad es mayoritariamente mayor, últimamente se ha puesto en marcha un grupo de animación y una coral de niños, que consigue atraer a los feligreses hacia el templo cada domingo.

La catequesis cuenta, principalmente, con los niños del Colegio Santa Teresa de Jesús, con quien comparte instalaciones y parte de las celebraciones que se llevan a cabo. La transmisión de los valores de la patrona, son los que se enseñan entre los alumnos, que cada año por Santa Teresa, llevan a cabo una actividad que los acerca hacia su persona y su espiritualidad.

Ahora, termina la celebración del quinto centenario de Santa Teresa, durante el cual la parroquia ha organizado diversas actividades, como un viaje a Ávila con toda la comunidad, y charlas sobre Teresa, que se refleja en la capacidad de trabajo y la ilusión que desprende la feligresía.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...