'Si Dios quiere'

Una comedia italiana que muestra la perspectiva de un ateo convencido que deberá ser testigo de una experiencia de fe ajena

El director italiano Edoardo Maria Falcone lleva a las carteleras catalanas la película Si Dios quiere, una comedia que, con humor, desvela al espectador los grandes valores de la vida. El argumento entrará en la perspectiva de un no creyente que, de golpe, será testigo de una experiencia sobre la llamada de Dios.

Sinopsis

Si Dios quiere, cuenta la historia de un joven estudiante de medicina que decide dejar la carrera para entrar en el seminario. La trama se plantea a partir del padre de familia, Tomasso, un cardiólogo liberal y ateo que, aunque, su matrimonio va en descenso y su hija parece ser «un caso perdido», él tiene todas las esperanzas puestas en su querido hijo, al que ve como un prodigio, Andrea. Todo continuará con armonía hasta el día que éste le comunica a su padre, un  de firmes convicciones liberales, que quiere ser sacerdote, una noticia que recibirá la noticia como un dolor de cabeza.

Crítica desde el humor

Aunque alguno acusa la producción de Falcone de «previsible» y «convencional», muchos coinciden en catalogar el filmde divertido y de asegurar al espectador un rato de humor y complicidad con los personajes. Según Fotogramas, «nos regala un puñado de secuencias simpáticas y una de grandísima comedia de fingimiento: la escenificación de la falsa familia pobre, casi neorrealista, de Giallini, cuando el engañado rector Gassman debe conocerla».

Por otra parte, desde la óptica espiritual, según Mn. Peio Sánchez la película representa un sacerdote en una sociedad secularizada, que a pesar de ser tratada con humor, hace reflexionar sobre el sentido de la vida. «La comedia comienza, un proceso de conversión que muestra cómo Jesús puede cambia la vida y las relaciones de una persona», explica Mn. Sánchez.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...