Sí a una sociedad mejor

Marcar la X a favor de la Iglesia no tiene ningún coste para el contribuyente y el 0,7% de sus impuestos se destinará a colaborar para que la Iglesia siga desarrollando su labor

Marca Sí a la labor social de la Iglesia. Marca Sí a la esperanza. Marca Sí a la formación para la vida. Marca Sí a la preservación del patrimonio cultural. Marca Sí a una sociedad mejor.

Donde algunos pueden ver simplemente una casilla, la Iglesia ve el compromiso de millones de voluntarios, que año tras año demuestran estar al servicio de los demás, cerca de los más necesitados, comprometidos con el cuidado de las personas mayores o la formación para la vida. Gran parte del dinero recaudado se destinará Cáritas y Manos Unidas, que hacen una labor fundamental para millones de personas, defendiendo su dignidad y cubriendo sus necesidades básicas.

¿Por qué marcar la X a favor de la Iglesia Católica?

La labor que lleva a cabo la Iglesia, gracias a los ingresos obtenidos a través de la X en la Declaración de la Renta, suponen entre un 25% y un 30% de sus necesidades, que  repercute en beneficio para toda la sociedad.  Junto al dinero, está también el apoyo, la compañía, el consuelo, la esperanza… Lo que de verdad una persona puede dar por los demás.  La labor pastoral y asistencial que la Iglesia aporta a la sociedad se extiende a través de 23.000 parroquias, 300 guarderías, más de 900 orfanatos y 1.600 Centros de acogida y reinserción Social y Familiar.

Para su sostenimiento, la Iglesia no recibe nada de los Presupuestos Generales del Estado. Los contribuyentes eligen libre y voluntariamente, cada año, poner la X en la Declaración de la Renta. Marcar la X a favor de la Iglesia no tiene ningún coste para el contribuyente y el 0,7% de sus impuestos se destinará a colaborar para que la Iglesia siga desarrollando su labor.

Ayudar a la financiación de la Iglesia es compatible con marcar la casilla de Fines Sociales, y en el caso de que se marquen las dos casillas se destinará un 0,7% de sus impuestos a la Iglesia Católica y un 0,7% a Fines Sociales, sin que suponga un coste adicional para el contribuyente. Las declaraciones a favor de la Iglesia católica en el año 2012 fueron más de 7 millones, lo que supone que la cantidad total recaudada por Asignación Tributaria fue de alrededor de 250 millones de euros, casi dos millones más que el año anterior.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...