Sant Francesc d'Assís, 25 años ayudando al más vulnerable

El arzobispo Omella preside una Eucaristía en la parroquia de Sant Andreu de Llavaneres que conmemora el gran servicio de la Casa Familiar para ayudar al discapacitado físico y psíquico

Ayer el arzobispo de Barcelona, ​​Mons. Joan Josep Omella, celebró los 25 años de la Casa familiar de Sant Francesc d’Assís en Sant Andreu de Llavaneres, hogar de los Franciscanos de la Cruz Blanca, que durante todos estos años ha destinado su servicio a cuidar disminuidos físicos y psíquicos.

El arzobispo Omella presidió una misa que contó con la participación del rector de la parroquia de Sant Andreu de Llavaneres, Mn. Joan Manuel Prieto, el Superior General Hno. Luís Miguel, cinco hermanos más de la institución, los trabajadores y voluntarios del hogar, y sus 30 acogidos.

Durante la homilía, el arzobispo Omella destacó la gran labor que realiza la casa familiar; ayudar y estar siempre al lado de las personas más marginadas de nuestra sociedad, las cuales pueden ser desde personas con problemas adictivos o con discapacidades, entre otros. La intención de la Casa Familiar de Sant Francesc d’Assís es crear una gran familia que mantenga la voluntad del creador de la institución, Isidro Lezcano Guerra: la plena dedicación a los Cristos rotos por el dolor y la marginación, siendo en medio de ellos testimonios vivos del Amor de Dios.

Al terminar la misa, el Superior Hno. Luís regaló una cruz pectoral al Arzobispo para que recuerde esta congregación. El acto terminó con un pica-pica con todos los participantes de la Eucaristía.

Franciscanos de la Cruz Blanca

Los hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca es un instituto religioso católico de derecho diocesano, elegido canónicamente en 1989 por Mons. Carlos Amigo, arzobispo de Sevilla, quien, siendo arzobispo de Tánger, lo aprobó en 1975 con Pía Unión.

Los Franciscanos extienden su acción caritativa en 30 casas esparcidas por la geografía española, una casa en Marruecos, cuatro en Venezuela y otra casa en Argentina.

El carisma de los Hermanos Franciscanos gira en torno al voto que profesan junto con la Castidad, la Pobreza y la Obediencia. Se trata a la asistencia a los enfermos incurables y a los más necesitados en un ambiente familiar de proximidad y convivencia fraterna entre Hermanos.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...