P. Bernabé: «La canonización conjunta busca una Iglesia menos autoreferencial»

El monje de Montserrat habló en el ciclo de conferencias "La cuarta hora del miércoles" sobre los dos nuevos santos de la Iglesia: los papas Juan XXIII y Juan Pablo II

El Seminario Conciliar de Barcelona organizó la segunda clase magistral del ciclo de conferencias que tienen lugar cada semana tituladas «La cuarta hora del miércoles».

Esta vez fue el turno del monje de Montserrat Bernabé Dalmau, que habló sobre «Los dos nuevos santos de la Iglesia: los papas Juan XXIII y Juan Pablo II «.

Romper los esquemas. Alejarse de una Iglesia autorreferencial, de una Iglesia que busca una hegemonía cultural,  una estrategia de ocupación de espacios y visiones mitificadores. Según el padre Dalmau, el Papa Francisco quiere alcanzar estos retos. Y a través de acciones como la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II cada vez está más cerca.

Puntos en común

Durante el transcurso de la conferencia, el padre Dalmau remarcó los principales paralelismos que unen a los dos nuevos santos. «En primer lugar la participación y la asunción en el Concilio Vaticano II, a pesar de la divergencia de edad y de temperamento. Uno porque lo convocó, y el otro para que lo aplicó».

Otra de los puntos que el monje de Montserrat destacó fue el ecumenismo. Juan XXIII tenía la experiencia de haber vivido en el oriente y quiso que el Concilio estuviera al servicio de la unidad de los cristianos. Juan Pablo II también escribió la magnífica encíclica ut unum sint, aparte de múltiples tratos bilaterales.

Finalmente, la última característica que compartían era la santidad. «Ambos, no sólo para su vida personal y profunda espiritualidad, sino por su compromiso. Nos han mostrado una generosidad sin límites», apunta el padre Bernabé.

Conclusiones

«La conclusión que se tiene que extraer de esta canonización conjunta es que el Papa Francisco quiere hacer ver cómo la Iglesia está dejando de ser autorreferencial», apunta. El reto es «trabajar para acercarse a aceptar las heridas de Cristo y de sus hermanos los cristianos, de todo hombre que sufre», concluye el padre Dalmau.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...