Oración, reflexión y diálogo en la asamblea general de la URC

El P. Llorenç Puig ha sido elegido miembro de la Junta directiva en una jornada dedicada a Teresa de Jesús y a la vida consagrada

La Unión de Religiosos de Cataluña (URC) celebró su asamblea general el pasado 22 de octubre en el Seminario Conciliar de Barcelona, en la que se trataron dos temas que centrarán la actividad de la entidad: Teresa de Jesús y el año de la vida consagrada. En el acto estuvieron convocados superiores generales, provinciales, abadesas y prioras, delegados y delegadas así como personas invitadas.

Conocer mejor la Iglesia

La asamblea general se inició con una eucaristía presidida por Mons. Romà Casanova, obispo de Vic, que centró su homilía en las dos lecturas. Posteriormente, el P. Máximo Muñoz, presidente de la URC, hizo la apertura de la asamblea con una reflexión sobre la actualidad de la vida religiosa en nuestro contexto.

«[El Sínodo] abre caminos de esperanza para todos, especialmente para personas que no se han sentido bastante bien acogidas por la comunidad eclesial», remarcó el P. Muñoz, quien añadió que «quisiéramos aprovechar este año de gracia que se nos ofrece para dar a conocer mejor a la Iglesia y a la sociedad nuestra vocación y aportación específica, como un don que no es para el propio disfrute, sino para ofrecer a los demás miembros de la Iglesia, de los que hemos de recibir constantemente también estímulo y interpelación para ser más fieles a lo que hemos profesado».

Unidos en la vida religiosa

Después de profundizar en los dos temas que centrarán el curso, Teresa de Jesús y el año de la vida consagrada, se procedió a la aprobación del presupuesto de cara al 2015 y se eligió al P. Llorenç Puig como vocal de la Junta Directiva. Pasadas las 15h, los participantes celebraron una comida de hermandad en el Seminario Conciliar de Barcelona.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...