Mons. Taltavull: «Si no estamos juntos, no podemos decir ni media palabra»

La Catedral de Barcelona celebra la Oración por la Unidad de los Cristianos y conmemora los 500 años de la Reforma Prostestant

Como es tradición en el mes de enero, se ha celebrado en la Catedral de Barcelona la Oración por la Unidad de los Cristianos, este año, presidida por el obispo auxiliar de Barcelona, ​​Mons. Sebastià Taltavull. El 500 aniversario de la Reforma Protestante, impulsada por Martín Lutero, ha sido el lema central de la cita religiosa.

«Que todos los cristianos seamos uno»

El delegado diocesano de Ecumenismo y Relaciones Interreligiosas, Mons. Jaume González-Agàpito, fue el encargado de presentar el lema de la Oración. Según González-Agàpito, «esto [haciendo referencia a la Semana de la Oración] ya es el inicio de la realización clara y digna de lo que hace más de 57 años pedíamos a la Iglesia: que todos los cristianos seamos uno«.

La homilía

Durante la homilía, el obispo Taltavull recordó la exhortación de Pablo a la comunidad de corinto cuanto dice: «hermanos, por el nombre de Jesucristo, nuestro Señor, te pido que vaya de acuerdo y que no haya divisiones entre vosotros; estad bien unidos en una sola forma de pensar y en un solo juicio«. En el anuncio del Evangelio, Taltavull leyó un fragmento de la primera carta de San Juan cuando Jesús dice que «nadie tiene mayor amor que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos … Os he elegido y os he confiado la misión de ir por todas partes y dar fruto, y un fruto que dure para siempre» (Jn 15), y lo compró con el diálogo ecuménico de hoy. «Si nos sentimos invitados a participar, será que nuestro corazón se ha abierto a compartir una misma fe en Jesucristo y queremos ir superando aquellas barreras religiosas y humanas que todavía son un obstáculo para la unidad y la comunión plena«, añadió.

Momentos emotivos

El acto tuvo varios momentos especiales, como la oración pronunciada en lengua tagalo, lengua oficial en Filipinas. Fue un acto donde reinó la fraternidad, y así se reflejó cuando todos los miembros se dieron la paz de manera emocionante, momentos de hermandad que culminaron finalmente en una foto en grupo que puso punto y final a un celebración positiva para sumar sinergias y que seguro será un buen impulso para la unidad de los cristianos.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...