Mons. Paglia: «El gran reto es una nueva alianza entre la familia y la Iglesia»

La Delegación diocesana de Pastoral Familiar inicia las jornadas de reflexión para poner en práctica la Exhortación 'Amoris Laetitia'

Medio año después de la publicación de la Exhortación Amoris Laetitia, la Delegación de Pastoral Familiar ha organizado unas jornadas para profundizar en el documento del Santo Padre, desde la práctica. Durante dos días, se pretende repasar tanto el contenido magisterial, como los problemas que afronta y la finalidad que hay para su publicación.

El delegado de Pastoral Familiar, Mn. Manuel Claret, introdujo el acto exponiendo la importancia de la Exhortación, que «da conciencia de que el amor es la clave y la cohesión interna con que se ha de vivir este amor. Un documento que, tal y como recordó el delegado, «quiere acompañar, ayudar a discernir la problemática e integrar a aquellos matrimonios que tienen problemas».

¿Por qué ya no se casan?

El presidente de la Pontificia Academia para la Familia, Mons. Vicenzo Paglia, venido expresamente de Roma para la ocasión, expuso la situación actual de la familia con la Iglesia y los problemas que tiene. Con un tono directo y claro, planteó la situación de una sociedad donde prima el individualismo y donde las familias se han alejado de la Iglesia.

«¿Por qué no se casan? ¿Por qué los jóvenes prefieren un amor líquido, y no aceptan lazos más profundos?» – Interrogó Paglia a los presentes. Recordó, que el Santo Padre pide a la Exhortación que los ministros de la Iglesia observen la sociedad de cerca y que ayuden a «redescubrir la grandeza del amor conyugal al servicio del mundo y de la historia«.

Analizando la situación actual, Paglia subrayó como «las familias han sido abandonadas en sí mismas y la Iglesia se ha convertido funcional, burocrática y poco familiar». Según Paglia, «el gran reto es una nueva alianza entre la familia y la Iglesia«, que haga de esta «fermento de familiaridad en una sociedad que ha perdido el sentido del bien común».

Paglia insistió en la idea del Papa de reproposar la clave de la creación, que nos dice que «hombre y mujer forman familia, y esta es Iglesia». Una familia que según este, «está compuesta de gente diversa, como el mundo, como las ciudades y como los barrios» y por lo que, la Iglesia tiene que abrir los ojos, el corazón y la mente para hacer comprender que cada persona es un hermano o una hermana que debemos estimar y ayudar «añadió.

Discernimiento de los casos «irregulares»

En la siguiente ponencia, el profesor de Teología Moral, el Dr. Antoni Nello, profundizó en puntos clave de la Exhortación para hacer una adecuada aplicación pastoral. Desde la proclamación de la doctrina tradicional del matrimonio hasta el discernimiento de los casos irregulares que menciona el Papa que supone una apertura para que puedan integrarse mejor en la vida eclesial.

En la Exhortación se propone, según Nello, «mantener este equilibrio entre la grandeza del matrimonio y la familia, tal como lo presenta la Iglesia Católica». La clave, sin embargo, es la misericordia que debe ser «la actitud y la herramienta pastoral, para acercarnos e integrar a las familias, matrimonios y parejas que viven estas situaciones irregulares», dijo.

Los asistentes también participaron, exponiendo las dudas en torno a la situación actual que demanda tal como expuso Paglia que se reencuentre el sentido de comunidad de las familias para evitar el individualismo.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...