Las familias, en su casa: la Sagrada Familia

Madres, padres, abuelos y niños han llegado este domingo a su casa, la Basílica de la Sagrada Familia, para celebrar la Fiesta de Jesús, José y María, la Fiesta de la Sagrada Familia de Nazaret La eucaristía ha sido presidida por el Arzobispo, Mons. Vincenzo Paglia, Presidente del Pontificio Consejo para la Familia, delegado del [...]

Madres, padres, abuelos y niños han llegado este domingo a su casa, la Basílica de la Sagrada Familia, para celebrar la Fiesta de Jesús, José y María, la Fiesta de la Sagrada Familia de Nazaret

La eucaristía ha sido presidida por el Arzobispo, Mons. Vincenzo Paglia, Presidente del Pontificio Consejo para la Familia, delegado del Papa Francisco para este evento, y ha tenido como concelebrantes principales al Cardenal Arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, y al obispo auxiliar, Mons. Sebastià Taltavull. También han concelebrado una treintena de sacerdotes y diáconos entre ellos el Padre Manel Claret, Delegado de Pastoral Familiar; Mn. Santiago Bueno, Vicario Judicial, y el padre Lluís Bonet, párroco de la Sagrada Familia.

Lazos familiares amplios

El Arzobispo Paglia, que en un catalán casi bien nativo ha presidido la ceremonia, destacó en su homilía el sentido y valores de la familia cristiana como eje de nuestra sociedad y la necesidad de su cuidado, de forma especial, en aquellas familias que viven dificultades de tipo económico, por los estragos de la crisis, o de convivencia, a las que hay que acompañar y, si es posible, curar. «Los niños -dijo el Arzobispo Vincenzo Paglia- necesitan un padre y una madre para poder crecer y nacer. Es difícil crecer en la salud del cuerpo y del corazón sin tener una familia. Sólo hay que ver los numerosos niños abandonados, sin afecto y compañía! La familia por sí sola -lo sabemos- no es suficiente. Es necesario que las familias se encuentren entre ellas y se ayuden. Esto mismo es lo que ocurrió con aquella joven familia. Ya en Belén acudieron los pastores y después los magos. Es indispensable que también hoy se vuelvan a crear lazos más amplios. Podríamos decir que cada familia necesita que lleguen pastores que lleven alegría y magos que lleven regalos.»

Mons. Paglia también se ha referido a los futuros trabajos del Sínodo para la familia de los próximos años 2014 y 2015: «Como saben, el Papa ha decidido celebrar un Sínodo extraordinario sobre la Familia el próximo mes de octubre. Quiere que todas las comunidades cristianas dediquen una mayor atención a las familias. No se pueden dejar solas las familias, sobre todo las que pasan más dificultades. Y también hay que ayudar a nuestros jóvenes para que entiendan la belleza de casarse y formar una familia».

Matrimonios prósperos

Uno de los momentos más emotivos de la celebración, organizada por la Delegación de Pastoral Familiar, ha sido cuando un buen grupo de matrimonios, que este año han cumplido 25, 50 y 60 de casados han renovado sus promesas matrimoniales y han agradecido a Dios el don de la fidelidad que les ha dado tanto tiempo. Un matrimonio ha leído un texto en nombre de todos y el Arzobispo Paglia, visiblemente emocionado, no pudo evitar darles un gran abrazo deseando larga vida a sus matrimonios.

Conexión con el Vaticano

Al finalizar la celebración se ha conectado con la Plaza de San Pedro del Vaticano para participar en el rezo del Ángelus, donde el Papa Francisco ha dirigido un especial saludo a las tres grandes basílicas dedicadas a la Familia de Nazaret: la Sagrada Familia de Barcelona, la Basílica de la Anunciación de Nazaret y el Santuario mariano de Loreto, donde según la tradición se conserva el hogar de Jesús, José y María. Al recibir el saludo del Papa todos los presentes le han dedicado un cálido y agradecido aplauso.

El Papa ha rezado una oración por la Familia, escrita por él, que todos los presentes en la Basílica de la Sagrada Familia tenían en un punto de libro, tanto en catalán como en castellano, y que han rezado paticipativamente junto con el Papa. De esta manera los fieles del Arzobispado de Barcelona han unido su voz, sus corazones y su oración, a los deseos del Santo Padre por el bien de la Familia y de los próximos trabajos del Sínodo.

Potenciar la Sagrada Familia

El Cardenal Sistach ha querido agradecer al Arzobispo Vicenzo Paglia su presencia en la Sagrada Familia obsequiándole con una reproducción del anagrama de Jesús, María y José, diseñado por Antoni Gaudí, y que se encuentra tanto en el medio de la nave central del templo como en el presbiterio. El Cardenal ha dicho «así Mons. Paglia, en su despacho, nos tendrá siempre presentes y se acordará de la Basílica de la Sagrada Familia». Mons Paglia, agradecido, ha afirmado: «Esta es la Basílica más bella y esplendorosa del mundo».

El Cardenal Martínez Sistach también ha anunciado que en los próximos meses se realizarán nuevas y diversas actividades en la Sagrada Familia para sensibilizar y educar sobre ella. Precisamente este domingo en la Basílica quedaba inaugurada una exposición de fotografías y textos sobre la familia, en unos grandes rollups, en varios idiomas: catalán, castellano, italiano, japonés y ruso, que permanecerán en el templo gaudiniano en los próximos meses para que sean vistos, leídos y profundizados por la multitud de visitantes de la Sagrada Familia.

La celebración se ha desarrollado en un ambiente festivo y navideño, con un Niño Jesús a los pies del altar, y los cantos han acompañado esta fiesta de las familias con villancicos populares. Hoy, ¡las familias han entrado de nuevo en su casa!

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...