La salud y la enfermedad desde una perspectiva social

El doctor Carles Ariza publica el libro "Una mirada psicosocial a la salut i la malaltia" donde explica los roles que juegan los educadores y trabajadores sociales en la salud de las personas

Las molestias físicas provocadas por una enfermedad pueden quedar en un segundo plano, detrás del cambio y la ruptura en la vida cotidiana del afectado: la familia, las amistades, el trabajo o las aspiraciones. En esta situación, ¿qué rol deben jugar los trabajadores y los educadores sociales en la atención de la salud de las personas? El doctor en Medicina y profesor de la Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés-URL, Carles Ariza, ha publicado el libro «Una mirada psicosocial a la salut i la malaltia» donde intenta dar respuesta a esta cuestión y otras sobre los determinantes sociales que afectan en el proceso de pérdida de salud.

El libro, publicado por la Editorial Claret, fue presentado esta semana en la Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés-URL, con el autor del libro; el director de la Fundación Pere Tarrés, Josep Oriol Pujol; el director de publicaciones de la Facultad, Jesús Vilar; y el filósofo y profesor de la Universidad de Barcelona, ​​Josep Maria Esquirol, quien llevó a cabo la presentación del libro de Ariza.

Las dimensiones sociales de la salud

Esquirol reflexionó en torno a las dimensiones de la salud, destacando que la salud social es una amplitud de la mirada médica y una restricción del patológico. «No es necesario que haya patología para que haya cura, el sentido de lo médico es más amplio que lo patológico y esto hace que sea pertinente hablar de salud social«, dijo. Explicó que le gustaba hablar de la dimensión social porque «es un hecho que nos aguantamos gracias a los demás. Nadie aguanta derecho solo […] es una obviedad pero también hay que decirlo«.

«Hace mucho tiempo que somos conscientes de la importancia de la dimensión social de la salud, pero es un recorrido que va muy despacio» comenzó diciendo Ariza. «Una mirada psicosocial significa ir a encontrar lo que es distintivo de las profesiones sociales cuando se encuentran en el ámbito de la salud humana: en la vida cotidiana de las personas«, aclaró. El doctor diferenció los roles de los profesionales de la salud con los trabajadores sociales: los primeros van a buscar soluciones porque están preparados, en cambio, los profesionales sociales, que trabajan también para la salud de las personas, acompañan a las personas en su vida cotidiana. «Este acompañamiento, muchas veces menospreciado, es lo que hay que poner de relieve […] el día en que alguien le diagnostican una enfermedad crónica es traumático pero es mucho más traumático lo que supondrá el cambio en su estilo de vida, su momento de relaciones sociales», añadió.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...