La Religió como fuente de felicidad

El Grupo de Trabajo Estable de Religiones (GTER) celebra la Semana Mundial de la Armonía Interconfesional en el Parlament de Cataluña

El Parlament ha acogido este último lunes de marzo el acto inaugural de la Semana Mundial de la Armonía Interconfesional, organizada por el Grupo de Trabajo Estable de Religiones (GTER). El acto centrado en el tema de «Religión y Felicidad», lo presidió Carmen Forcadell y contó con dos conferencias, «Religión y felicidad» y «Testigos de felicidad. Misioneros catalanes en el mundo».

Por un mundo más libre 

«Si queremos un mundo mejor, un mundo más libre se debe definir, por la paz, por el respeto de los derechos y las libertades». Con esta premisa inició Carmen Forcadell la sesión, donde agradeció al GTER este encuentro entre confesiones que parte del «diálogo y la reflexión». Unas bases que la presidenta del parlamento animó a «seguir trabajando y, si puede ser, también a través de nuestras fronteras», añadió.

Romper con la violencia

Enric Vendrell el director de Afers Religiosos de la Generalitat,  también intervino, destacando la importancia del Grupo de Trabajo y a la vez la importancia de la celebración de esta semana, que pone «remarcar aquello que tienen de paz todas las religiones» . «Trasladar a las sociedades – destacó Vendrell- que el encuentro entre religiones es posible».

En esta línea y para demostrar que es posible la paz con las religiones, el GTER eligió el tema de «Felicidad y la religión» como eje del encuentro. Según el presidente del GTER, Mohammed Halhoul, «un toque de atención a la sociedad, porque muchas veces nos sentimos criticados las religiones que somos fuente de conflicto, de desentendimiento, engaño …». «Queremos romper este imaginario que se quiere vender a veces- continuó Halhoul- y decir que la existencia de la religión es una vivencia normal y corriente como cualquier vivencia social.

Indicadores de felicidad

Los primeros en explicar la religión como «fuente de felicidad» fueron los profesores de Sociología de la Universidad de Barcelona, José Antonio Rodríguez y Joan Fernández, con la presentación de su estudio sobre Religión y felicidad. «La felicidad no está fuera sino aquí», dijo Rodríguez, que junto con Fernández constataron a partir de datos y análisis como los valores religiosos de solidaridad, confianza con el otro o el sentimiento de comunidad son indicadores directos de felicidad por el hecho que conectan con el otro.

La parte más testimonial fue a cargo de Jordi Sánchez del portal digital Missioners.cat que dio voz a misioneros de todo el mundo que logran la felicidad con su vocación.

En resumen un encuentro que puso el acento en cómo la base de cualquier religión reside en acompañar al otro y sentirnos queridos, un valor que sin duda lleva a la felicidad.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...