«La habitación»

Entra dentro de la historia de un secuestro a través del amor de una madre interpretada por Brie Larson ganadora del Oscar para la mejor actriz

Tras la reciente gala de los Oscars muchos ya buscan día para ver en las salas de cine «La Habitación», la película por la que la actriz Brie Larson se ha llevado el Oscar a la mejor actriz. Lenni Abrahamson la ha llevado a la gran pantalla con un guión inspirado en la novela de Emma Donoghue,  un drama basado en un secuestro que engancha al espectador de principio a fin.

Sinopsis

El título de la película «La habitación» hace referencia al cubículo de 3,5×3,5 m donde el Jack, un niño de cinco años, y su madre, la Ma, viven día y noche, secuestrados. Para brindar una infancia al niño, la madre ha creado un ideal de vida en esta estancia, donde el Jack concibe todo el universo existente, donde juega y aprende con su madre.

Es el amor lo que pondrá en la madre la esperanza de salir adelante. Será en el momento en que el Jack empiece a abrir los ojos, cuando la madre se decidirá para trazar un plan de fuga, que les supondrá una prueba ante el mundo real al que no están acostumbrados, y les presentarà un nuevo reto.

El amor y el secuestro

El especialista en cine espiritual, Mn. Peio Sánchez destaca que aunque se trata de un secuestro, no resulta ser una película «claustrofóbica y cerrada», sino «abierta e intrigante» en todo momento. «La evolución de los personajes llevarán a la lucha por la vida», explica Sánchez. Por otra parte, se pone como motor de los hechos que acontecen los lazos maternofiliales que mantienen la esperanza para combatir cada uno de los obstáculos a los que van haciendo frente.

La mayor parte de las críticas coinciden con este contraste entre: lo más oscuro del secuestro que priva de la vida y de la libertad, y el brillo de este amor entre madre e hijo capaz de dar la fuerza para luchar contra todo. Así lo explica Salvador Llopart en La Vanguardia cuando dice «asistimos a una historia jamás contada: historia de amor, vida y empuje que parece del horror más exacerbado». Del mismo modo lo menciona el ABC descrivint’ho como «un prodigio de matices, de diálogo interno, de encanto y de espanto».

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...