La globalización del bien

Como en el primer Pentecostés de la historia, hoy es posible vivir la misma experiencia. Es la renovación que el Espíritu de Dios infunde constantemente a la Iglesia y al mundo con su aliento

Después de casi dos mil años de historia, durante la cual la acción misionera de la Iglesia ha incidido en buena parte de los cinco continentes, también podríamos hacer el recuento de los pueblos más escondidos donde resuena la palabra gozosa del Evangelio.

¿Cómo hacernos entender? ¿Cómo comunicarnos con un lenguaje que sea inteligible para todos? ¿No es verdad que con esfuerzo y estimación podemos entendernos y vivir en plena comunión?¿Qué misterio de amor encierra esta fuente de la que brota el deseo de unidad, una nueva sabiduría, ciencia, consejo, fortaleza, alegría y paz?

El Espíritu del Señor, que es amor, se hace don y comunica sus frutos a un grupo de personas que han convivido con Jesús, lo han visto resucitado, y ahora se dan cuenta de que, por encima de toda diferencia, ellos mismos hacen inteligible un mensaje que llega al corazón. De repente, experimentan un cambio interior inesperado: pasan del miedo a la confianza, del recelo al entusiasmo, y son portadores de un anuncio que contiene todos los elementos de la globalización del bien. Es el gran valor de la catolicidad de la Iglesia, la dimensión universal de su mensaje y de su servicio a cada persona en particular y a la humanidad entera.

La fiesta de Pentecostés nos descubre el valor de la interioridad y, con ella, el misterio escondido de Dios en cada persona humana, un misterio de amor, de unidad y perdón. Cuando la sociedad es calificada de líquida por su falta de cohesión interna, la acción del Espíritu en nosotros nos revela e irrumpe como don y como fruto. Es la alternativa a la frustración humana, el vacío interior, al aislamiento, a la incomunicación, al resentimiento que bloquea toda relación auténtica. Nos encontramos ante algo realmente genial para el anuncio de la fe y para una propuesta esperanzada de felicidad.

Sebastià Taltavull Anglada
Obispo auxiliar de Barcelona

 

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...