La desigualdad, a debate

"La desigualdad, cáncer social de nuestro mundo" es el nombre de la mesa redonda donde participaron los directores de Cáritas Barcelona y Oxfam Catalunya

Francesc Mateu, director de Oxfam Cataluña, inició la mesa redonda organitzada pel Col·legi d’Economistes de Catalunya afirmando que «es necesario poner énfasis en la desigualdad». Mateu dio una visión internacional de la desigualdad, destacando las problemáticas que suceden en la mayoría de países del mundo por causas como la evasión fiscal, las actividades criminales o la corrupción.

El director de Oxfam Cataluña destacó que las desigualdades suceden en todas partes, «también en nuestra casa», dijo. En Cataluña, el problema que más preocupa Oxfam es el fenómeno del trabajador pobre, pues afecta a casi un 15% de la población que, a pesar de tener trabajo, tiene dificultades para llegar a fin de mes.

Ante estos retos, Mateu incidió en la necesidad de contar con un sistema tributario justo, un blindaje de las políticas sociales, un empleo digno y un refuerzo democrático.

Tras la intervención del director de Oxfam, fue el turno de Salvador Busquets. Busquets empezó afirmando que las economías catalana y española crecen con desigualdades. Ante la evidencia, el director de Cáritas preguntó en voz alta que habíamos hecho mal para que la desigualdad hubiera aumentado más en España que en el resto de Europa.

Centrando su análisis en las personas que se atienden desde Cáritas, Busquets afirmó que el 48% de las familias atendidas tienen niños a su cargo, y que ocho de cada diez personas no encuentran trabajo. «En esta crisis, las redes familiares han quedado agotadas – dijo – y esto se observa cuando el 60% de las familias que atendemos ya habían sido ayudadas con anterioridad».

Una de las medidas que Busquets apuntó como prioridad fue la vivienda. «El 44% de las personas que atendemos en Cáritas viven en infraviviendas – afirmó – y aunque Cáritas cuenta con un parque de viviendas de más de 400 hogares, no es suficiente para cubrir todas las demandas.»

Como propuestas de mejora, se pidió reforzar la capacidad redistributiva de las políticas fiscales, centrándose en la persecución del fraude fiscal. Por otro lado, pidió un parque de viviendas públicas y una ley de 2ª oportunidad para las familias, de manera que se les pueda eximir la deuda contraída para volver a salir adelante.

Finalmente, Busquets destacó que son necesarias políticas activas de empleo, y citó como ejemplo el caso de «Feina amb Cor», el programa de inserción laboral de Cáritas Diocesana de Barcelona que ya lleva inseridos a más del 60% de sus usuarios. «Hay que trabajar con los valores de Cáritas, destinando el tiempo a empoderar a las personas que acogemos y acompañamos. Esto es fundamental», dijo.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...