La Catedral, fuente de inspiración de Gaudí

Las columnas en movimiento de la cripta de Santa Eulalia, que el arquitecto podía ver desde su habitual asiento, inspiraron las hiperboloides gaudinianas

Ahora es un lugar sagrado. Allí donde estaba sentado y se arrodillaba Gaudí -junto a la reja, bajo el púlpito- se ha convertido en un emplazamiento de visita indispensable para muchos turistas, que se sientan divertidos y maravillados en un asiento histórico desde donde se pueden contemplar y admirar todos los elementos arquitectónicos de la Catedral. Aquel rincón era «su lugar», según se puede ver en una foto de Joan Matamala, discípulo de Gaudí.

El arquitecto barcelonés frecuentaba periódicamente la Catedral antes o después de ir a la Iglesia de Sant Felip Neri -donde se encuentra representado celebrando misa en una pintura de Joan Llimona- para rezar y profundizar en sus estudios litúrgicos y científicos. Desde su lugar, y con la mirada puesta en la cripta de Santa Eulalia, Gaudí fue dando forma a su «nueva arquitectura» ya que restaba muchos minutos admirando las claves de bóveda, las vidrieras, los arcos, los contrafuertes de la interior de las capillas o las arquivoltas.

En movimiento

Apreciando todos estos elementos arquitectónicos, Gaudí se preguntaba cómo podía desprenderse de ellos, a pesar de ser tan necesarios en el gótico para asegurar la estabilidad de la Catedral. Se preguntaba cómo podría construir un templo que se aguantara desde el cielo por la misma luz y que las columnas se convirtieran en árboles frutales que no necesitaran los contrafuertes. La respuesta la tenía ante sí, en las columnas que aguantan el sepulcro de Santa Eulalia y que datan del siglo XIII: el movimiento era la clave a sus interrogantes.

Y es que, en aquella época, la arquitectura era muy rígida. Al igual que los humanos, la arquitectura necesitaba movimiento y Gaudí encontró un sistema más ágil: las columnas hiperboloides, que con posterioridad empleó en la Sagrada Familia.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...