La cárcel de mujeres Wad Ras clausura el Año Jubilar

Internas y voluntarias del centro crean una "Puerta Santa" para celebrar el año de la Misericordia con el obispo Sebastià Taltavull

El Centro Penitenciario de Mujeres – Wad-Ras ha celebrado la clausura del año de la Misericordia con la participación del obispo auxiliar de Barcelona, ​​Mons. Sebastià Taltavull, el pasado 6 de noviembre. Fue una celebración sencilla cargada de un profundo sentido religioso y de una gran emotividad por parte de todas las personas asistentes pero, de manera especial, de las internas.

La clausura estuvo presidida por el obispo Taltavull quien, al llegar al Centro Penitenciario, fue recibido por la subdirectora de la sección abierta del centro, la Sra. Nuria Cuso, por el jefe de servicios del centro y por los presbíteros; Joan Zapatero, cura voluntario; y Jesús Roy, capellán del centro.

El entorno decorado para las internas

Lo más destacable de la clausura fue el arco de la puerta, hecho con flores por las internas y voluntarias, que daba entrada a la sala que regularmente hace de capilla en todas las celebraciones litúrgicas. Durante todo el tiempo que duró la celebración, el arco de la puerta fue la «Puerta Santa», un símbolo que hizo especial ilusión a las internas y voluntarios del centro. Además, el obispo Taltavull recibió en esta entrada a todos los participantes de la celebración con un abrazo.


Parábola del Hijo pródigo

A continuación, hubo una Eucaristía impartida por el Obispo, quien emocionó a todos los asistentes a partir de una anecèdota personal que compartió durante la lectura de la parábola del Hijo pródigo.

Finalmente, tuvo lugar la adoración de la cruz, donde el Obispo dio un pequeño obsequio a cada una de las personas que participaron en la celebración.

Fuente: Capellania Católica del Centro Penitenciario de Mujeres-Wad Raído de Barcelona

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...