'Entre el Papado y el Sínodo', un estudio histórico del Dr. Josep M. Martí i Bonet

El libro recoge la ponencia que pronunció el historiador en el XXVIII Congreso de la Asociación de Archiveros de la Iglesia de España

El Dr. Josep M. Martí Bonet publica el libro Entre el Papado y el Sínodo. Una Evolución decisiva en la historia de la Iglesia donde recoge la ponencia que pronunció en el XXVIII Congreso de la Asociación de Archiveros de la Iglesia en España, celebrado en la Pontificia Universidad de Salamanca del 9 al 13 de septiembre de 2013, y de ahí que el libro se publica en lengua castellana. El libro ha sido editado en edición electrónica por Bubok Publishing SL. La edición en papel se puede pedir en el Archivo Diocesano del Arzobispado de Barcelona, ​​del que el autor es el director.

Una portada de libro con mensaje

La fotografía elegida para la portada del libro tiene su mensaje y su intención. Reproduce la imagen central del baldaquino de San Pedro de Orós (Pallars Sobirà), obra situada entre los años 1.220-1.240. En este baldaquín la figura de San Pedro sustituye a la de Cristo, siempre presente en el clásico Pantocrátor medieval. ¿Qué indica este hecho?

El Dr. Martí Bonet explica que este hecho es un signo de una evolución: la que se produce en la Iglesia entre los siglos IX y XII, por la que se acentúa el primado del Papa, como obispo de Roma, en detrimento de la tradición colegial o sinodal, muy presente en el primer milenio de la vida de la Iglesia, tradición recuperada por el Concilio Vaticano II.

Juicios entre la Iglesia de antes y la actual

Los juicios del Dr. Martí Bonet son muy matizados y llenos de cordura histórico, jurídico y pastoral. Siempre ha sido un defensor de la participación del Pueblo de Dios en el nombramiento de sus pastores, los obispos. Reconoce, sin embargo, que la tradición sinodal o metropolitana en el nombramiento de obispos llevó a determinados abusos, como el hecho de que los reyes consideraran que la voz auténtica del pueblo eran ellos y que por lo tanto ellos eran los que tenían que elegir a los obispos. Ante esto, la «reforma gregoriana» fue una clara recuperación de la libertad de la Iglesia. Es la llamada «lucha de las investiduras», que es uno de los capítulos más apasionantes de la historia de la Iglesia. «Podemos decir -escribe Martí Bonet- que los dos santos» Gregoris «(el Magno y el VII de la Reforma gregoriana) son las piezas claves de los cambios en el derecho, la liturgia y el régimen metropolitano o sinodal, así como el hecho de que en ellos queda muy vigorizado el ministerio petrino».

Sin embargo, ahora los tiempos son muy diferentes. Este trabajo del canónigo barcelonés es de plena actualidad, porque se inscribe en los propósitos programáticos del Papa Francisco, el cual en repetidas ocasiones ha manifestado su propósito de honrar más la colegialidad episcopal y la tradición sinodal de la Iglesia, dando más relieve, por ejemplo, a la institución del Sínodo de los obispos, creado por el beato Pablo VI después del Concilio Vaticano II (1962-1965).

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...