El Papa opina que no se puede «provocar» ni «insultar» la fe de los demás

El pontífice afirma en una rueda de prensa que la libertad de expresión y la religión son derechos humanos fundamentales

A bordo del avión con destino a Manila, el Papa afirmó, en referencia al trágico suceso de la revista ‘Charlie Hebdo’, que tanto la libertad de expresión como la libertad religiosa «son derechos humanos fundamentales» y que no se puede provocar ni ofender la fe de los demás.

Dando un vistazo a la historia de los cristianos, el Papa argentino recordó que en el pasado hubo guerras en que la religión desempeñó un papel crucial y precisó que «también nosotros hemos sido pecadores, pero aún así no se puede asesinar en nombre de Dios «.

Alerta de atentados

El Papa también manifestó a los periodistas que viajaban con él que había pensado en elevar el nivel de seguridad sobre posibles atentados durante su estancia en Filipinas o en la Santa Sede. Sin embargo, con un tono más bromista, afirmó que él siempre ha tenido un defecto: tener una buena dosis de inconsciencia.

Los preparativos de la encíclica

Respondiendo al interés de su próxima encíclica entorno el medio ambiente y la ecología humana, Francisco informó que el documento pasa por su tercera revisión, lo llevan a cabo en paralelo la Congregación de la Doctrina de la fe, la sección exterior de la secretaría del Estado y el teólogo de la Casa Pontificia.

Durante el mes de marzo, el Papa dedicará toda una semana para terminar el documento y luego se traducirá. Según sus previsiones, la encíclica podría salir a luz durante los meses de junio o julio si todo funciona correctamente.

Estancia en Filipinas

Una vez el avión llegó al aeropuerto de Manila, Francisco fue recibido por el presidente Benigno Aquino y por una sorprendente flashmob de 2000 jóvenes que se encontraba en paralelo a su recorrido por la alfombra roja que conectaba el avión con un pabellón del Estado.

Este viernes por la mañana el Papa se ha citado con las autoridades, los sacerdotes y los religiosos para realizar un discurso y por la tarde está programada el encuentro con familias filipinas.

Mañana viajará a Tacloban para reunirse con supervivientes y damnificados del gran tifón Yolanda, que destruyó la ciudad y buena parte de las Islas Visayas hace cerca de más de un año, provocando la muerte de 6000 personas y dejando sin casa a millones de filipinos. El Papa volverá el próximo lunes a Roma, después de hacer su segundo viaje a Asia.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...