El Papa Francisco pide la abolición de la pena de muerte

El pontífice ha pedido a la comunidad internacional acabar con la pena capital asegurando que el mandamiento 'no matarás' es absoluto y protege tanto al inocente como el culpable

Después de la oración del Ángelus dominical en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco subrayó que las sociedades modernas tienen la capacidad y los medios necesarios para castigar y reprimir el crimen sin eliminar definitivamente a aquellos que lo cometen.

El pontífice también ha señalado que la obligación de los cristianos no es sólo trabajar para abolir la pena de muerte sino también las condiciones carcelarias para que se garantice el respeto de la vida humana de las personas privadas de libertad.

El Año de la Misericordia, propicio para condenar la muerte

El Papa Francisco manifestó que el Jubileo extraordinario de la Misericordia es la mejor ocasión para promover en el mundo formas cada vez más maduras de respeto de la vida y de la dignidad de toda persona. Por este motivo el Papa apela a la conciencia de los gobernantes para que se alcance un consenso internacional para la abolición de la pena de muerte.

Propone a todos los católicos que cumplan un gesto valiente y ejemplar que consiste en no ejecutar ninguna condena de pena de muerte en este Año Santo de la Misericordia.

Encuentro internacional de la comunidad de San Egidio

El Papa Francisco también se remitió al encuentro internacional que tuvo lugar en Roma el pasado 17 de febrero. El congreso, organizado por la comunidad de San Egidio, lleva por título ‘Por un mundo sin pena de muerte’ y quiere dar una esperanza a nuestra sociedad por la abolición absoluta de la pena de muerte en el mundo.

El pontífice espera que dé un renovado impulso a la lucha por la abolición de la pena capital y remarca que es un signo de esperanza el hecho de que la opinión pública es siempre mayoritariamente contraria a la pena de muerte.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...