El arzobispo de Barcelona visitó la Residencia Sacerdotal de Sant Josep Oriol

Antes de compartir la cena con los residentes visitó a los sacerdotes enfermos

El 23 de marzo es la fiesta de Sant Josep Oriol, patrón de la Residencia para sacerdotes jubilados situada en el barrio de Les Corts. Dado que el jueves, día de la fiesta, el arzobispo tenía unos compromisos pastorales que no podía aplazar, como un retiro para sacerdotes en la Cartuja de Montalegre (Tiana), visitó la casa la víspera, es decir, el miércoles 22 de marzo por la noche.

Al llegar a la casa, fue recibido por el director de la Residencia, Mn. Josep Serra Colomer, y por el rector emérito, Mn. Francesc Raventós Pujol. A continuación visitó en sus habitaciones el grupo de sacerdotes que, debido a la edad y a sus disminuciones, no pueden hacer vida comunitaria con los demás residentes.

Después, el arzobispo compartió la cena con los residentes. En unas breves palabras, antes de bendecir la mesa, se excusó por no poder hacerse presente en la casa el día de su patrón, Sant Josep Oriol, y felicitó especialmente a uno de los residentes, Mn. Oriol Garreta, en el día de su santo. También excusó la ausencia del obispo auxiliar y presidente delegado del Patronato de la Residencia, Mons. Sebastià Taltavull, «no ha podido venir hoy porque está en Palma de Mallorca. El obispo auxiliar tiene mucho trabajo, entre Barcelona y Mallorca, y lo veo muy cansado, porque tiene mucho trabajo».

También expresó su alegría por haber podido ordenar el pasado domingo, 19 de marzo, con motivo del Día del Seminario, cuatro diáconos que en los próximos meses serán ordenados sacerdotes del Arzobispado. «Estoy también muy contento porque tres o cuatro jóvenes me han venido a ver y me han dicho que venían para decirme que quieren ir al Seminario y poder ser sacerdotes. Yo los felicito y les digo que tienen que ir a ver el rector del Seminario… Pero ellos me dicen que me lo quieren decir a mí, porque saben que me alegraré mucho. Y así es realmente. Es una gran alegría ver que los jóvenes van respondiendo a la llamada del Señor».

Antes de despedirse de los residentes, el Arzobispo invitó a todos a vivir el espíritu del tiempo de Cuaresma y prepararse con alegría la celebración de la Pascua.

La Residencia Sacerdotal honró a su patrón con una misa celebrada a las 11 de la mañana, que presidió el director de la casa, Mn. Josep Serra, que concelebró con los sacerdotes residentes.

Mn. Jordi Piquer            

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...