El acompañamiento, la ayuda que más necesita el paciente

David Masobro es el autor del libro "La casa de las pequeñas alegrías", un relato de varias experiencias como voluntario en un hospital psiquiátrico

Hace más de 15 años que David Masobro colabora semanalmente, a través de una asociación, en el hospital psiquiátrico del Recinto de Torribera, en Santa Coloma de Gramenet. Acompaña a los pacientes del centro, los cuales se encuentran en situaciones muy diversas y muy duras. Gracias a la petición de mucha gente que se lo ha pedido, Masobro ha escrito el libro La casa de las pequeñas alegrías, donde relata en 61 testigos la realidad de estos centros.

La delegación de Pastoral de la Salud del Arzobispado de Barcelona ha presentado esta semana el libro del voluntario en Sant Pau del Camp. En el acto, han intervenido el autor del libro, la enfermera y delegada de Pastoral de la Salud, María José Martínez Lapeña; la misionera Reyes Hernández; y Pim Queralt, miembro del Institut Femení del Prado.

Hernández y Queralt coincidieron destacando que el gran protagonista de la obra es el acompañamiento que se hace al enfermo y que su lectura es una gran oportunidad para conocer una realidad desconocida para muchas personas, a través de un testimonio fiel.

Masobro explicó a los asistentes que la elección del título fue fruto de sus sentimientos: a pesar de la situación de dificultad de cada enfermo, él, en este acompañamiento, le ha acabado llenando la vida con alegría. No sólo recoge el testigo de los pacientes, sino que también salen experiencias con familiares y profesionales. Estos últimos, según destacó el autor en la presentación, necesitan otro libro aparte por la gran labor que hacen. Al terminar la presentación, dijo que su libro es una memoria de los enfermos y del «Cristo que sufre con ellos«.

¿Te ha gustado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...