Día Mundial de la Mujer Trabajadora

La Pastoral Obrera de Cataluña escribe un manifiesto para reafirmar su compromiso ante las políticas de igualdad entre hombres y mujeres

La Pastoral Obrera de Cataluña ha hecho un manifiesto por la Jornada Mundial de la Mujer Trabajadora. Consideran que el 8 de marzo es “un día en el cual reafirmamos nuestro compromiso verso las políticas de igualdad ante una situación social, política y económica que no favorece la justicia en la dignidad de todas las personas”.


Oportunidades de trabajo para todos

Se trata de un manifiesto que pretende poner los números sobre la mesa para avanzar en la igualdad, porque la mujer tenga un trabajo digno y decente. “En Cataluña el porcentaje de mujeres que trabajan a tiempo parcial es del 22% ante el 7% de los hombres” retracta el manifiesto, “esta diferencia se debe de, fundamentalmente, a que las mujeres tenemos asignadas por herencia histórica una multitud de tareas del espacio privado que, con los recortes en servicios de bienestar, nos carga de más trabajo doméstico y repercute en la ocupación femenina”. También, pide promover el trabajo y “generar oportunidades igualitarias, libres, seguras y dignas por hombres y mujeres”.

Derechos en el trabajo

El objetivo tanto en el plano familiar como en el laboral es el desarrollo de una sociedad más justa, pero no se puede obviar que “en el caso de formar una familia o de la necesidad de la atención por enfermedad o cura de familiares somos las mujeres las que nos ocupamos, reduciendo nuestra jornada laboral o, incluso, sacrificando nuestra carrera” deja claro el manifiesto de la Pastoral Obrera. En muchos casos, las mujeres no tienen las mismas oportunidades de acceder a responsabilidades directivas, a pesar de tener el mismo nivel de formación, y se tienen que conformar con “posiciones técnicas y profesionales sin llegar a direcciones”. Según el manifiesto, “sólo el 34% de las mujeres que tenemos esta oportunidad verso el 64% de los hombres”.

La protección social

“Existe una brecha salarial gravísima”, así empieza este punto el manifiesto. “Los hombres perciben una media de un 22% de salario superior al de las mujeres”, a pesar de que, cuanto más bajo el sueldo, más alta es la diferencia que puede llegar al 42% de desigualdad. Debido a las condiciones precarias a las cuales la mujer se ha tenido que afrontar durante su vida laboral “nuestra cobertura de pensiones es inferior en comparación a la de los hombres” un hecho denunciable según el manifiesto que propone unas condiciones de trabajo decente con salarios dignos y condiciones de trabajo “saludables y seguras con una seguridad social” tanto con hombres como con mujeres.

Promoción de un diálogo social

“Las opiniones de las mujeres no tienen el mismo peso en el proceso de elaboración y adopción de las políticas de trabajo, ni en la aprobación de programas y presupuestos en esta área” menciona el manifiesto. La valoración del Comité para la eliminación de la discriminación de la Honda de las Naciones Unidas es de “preocupación por las consecuencias graves y desproporcionadas que las medidas de austeridad ante la crisis económica han ocasionado en las mujeres”.

Unos datos que recuerdan la importancia de seguir luchando por el derecho de la mujer. Se ha avanzado mucho pero todavía queda mucho más para conseguir una igualdad laboral entre hombres y mujeres.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...