Cáritas valora positivamente las medidas en materia de vivienda del nuevo Decreto ley a pesar de considerar que llegan tarde

Entrada en vigor del Decreto Ley 1/2015 de medidas extraordinarias y urgentes para la movilización de las viviendas procedentes de procesos de ejecución hipotecaria

[CARITAS]

En relación a la medida aprobada recientemente por la Generalitat a través de la cual el Gobierno catalán podrá optar, de forma preferente, a la compra de los pisos que los bancos se hayan quedado tras ser desahuciados o abandonados por familias que han firmado daciones en pago, Cáritas Diocesana de Barcelona considera que esta iniciativa, a pesar de llegar tarde, debería de facilitar un aumento del parque de viviendas disponibles para el alquiler social. Así pues, valoramos positivamente la entrada en vigor de la medida y esperamos que sea ratificada en breve, coincidiendo con el inicio del trámite parlamentario. Por otro lado, también consideramos que esta medida ayudará a evitar la especulación que existe en torno a la compra de estos pisos por parte de fondos de inversión internacionales.

Actualmente, las viviendas de alquiler social no llegan al 2% del total de las que son de primera residencia (60.000 viviendas) mientras que la media de la UE es del 15%. Según el Instituto Nacional de Estadística, el 2014 en Cataluña los bancos se quedaron 14.230 pisos que las familias perdieron al haber sido desahuciadas o al haber tenido que firmar daciones en pago. De estas viviendas, la gran mayoría, 12.878, eran pisos de segunda mano.

Otra medida que contempla esta nueva ley es que los bancos, en caso de no asumir la remodelación de estos pisos, deberán de cederlos a la Generalitat o a los ayuntamientos para que se hagan cargo de los mismos y puedan alquilarlos a personas que viven situaciones de vulnerabilidad. Valoramos esta medida muy positivamente.

Además, también destacamos el hecho de que esta ley contemple la obligatoriedad por parte de los bancos de entregar a la Generalitat una lista de estos pisos que estén vacíos o okupados. La administración crearà un registro con estos datos.

El Servicio de Mediación en Vivienda

Cáritas Diocesana de Barcelona creó hacetres años el Servicio de Mediación en Vivienda. Durante estos años, hemos podido constatar que es una herramienta imprescindible para luchar contra este tipo de exclusión, puesto que hemos ayudado 984 hogares a resolver problemas relacionados con los pagos de sus viviendas de alquiler o de hipoteca y hemos evitado 720 desahucios.

De los casos resueltos a través de la mediación, el 37% han sido gracias a la reconducción de la deuda; el 33% con el mantenimiento del alquiler; el 12% con la dación en pago; el 11% con ayudas al pago a la fianza y el 7% con dación en pago y alquiler social. 48 familias han podido acceder a una vivienda digna a través de la Fundación Fomento de la Vivienda Social, promovida por Cáritas.

La mayoría de los perfiles de las familias atendidas en el Servicio de Mediación en Vivienda son personas que están en el paro (un 68%). El 51% son parejas con hijos y el 21% son madres con hijos. El 60% son de nacionalidad española y en el 67% de los casos, las personas que contribuyen mayormente en la economía familiar tienen entre los 30 y los 49 años.

Por todo ello, constatamos que las personas que están en viviendas en malas condiciones acaban teniendo problemas de salud, tanto a nivel físico como mental. También comprobamos que la crisis y el acceso a la vivienda provocan un deterioro de la salud global a toda la sociedad. Consideramos que la salida de la crisis no tiene que ser sólo económica sino que son necesarios unos servicios públicos que respondan a las necesidades de las personas.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...