Apostolado Seglar estrena un lema de «Catellers»

"De colaboradores corresponsables" será la consigna para que todos los movimientos caminen en una dirección este curso 2016- 2017

Esta primera semana de octubre se han reunido los miembros de Apostolado Seglar para sentar las bases sobre las que se sustentará el nuevo curso. Un curso donde se pretende profundizar en el compromiso solidario de los laicos, des de el primer anuncio poniendo como lema 2016-2017 «De colaboradores corresponsables».

Encuentros

La delegada Ana Almuni abrió el acto, dando la bienvenida a todos un año más y exponiendo cuál será la programación del nuevo curso 2016 2017. El calendario contará como cada año con los tres encuentros que pondrán fecha y hora los días 5 de octubre (19 h), el 8 de marzo (19 h) y el 27 de mayo por la mañana.

«De colaboradores corresponsables»

La reflexión del encuentro fue alrededor del lema que conducirá todo el curso: «De colaboradores corresponsables«. Con esta consigna la Delegación propone que todos los movimientos, asociaciones, y los centros que componen Apostolado Seglar caminen en una misma dirección, haciendo un camino juntos. «Esto pide crecer en conocimiento mutuo y en sentido de identidad y participación diocesana» – explica Almuni. La delegada asegura que hay que «vivir la misión laical de anunciar el Evangelio más osadamente, como pueblo de Dios responsables y corresponsables».

A partir de este lema es abrió una reflexión con la aportación de diferentes ponentes moderados por Mn. Ángeles Arrabal de la Asociación de San José de la Montaña. Hablaron Justo Sampayo, de la Asociación ACIT, Institución Teresiana, Cristina Losa, del Movimiento Cristiano de Adultos, Acción Católica General y Domingo Torres, del Movimiento de Cursillos de Cristiandad y presidente del Foro de Organizaciones Católicas.

«Adaptación y haciendo red»

En primer lugar Sampayo se centró en su labor con los jóvenes asegurando que hay que «mirar el mundo con los ojos de los niños». Según dijo, son los jóvenes lo que hacen percibir que «estamos en un momento muy cambiante», por lo que hay que ser «audaces, asumir riesgos y acercarnos a los otros con nuevas formas de comunicar». Instó a «salir allí donde están los jóvenes, donde la gente no está» para «dar y darnos».

La segunda interventora, habló sobre cuál debería ser la aportación de todos los laicos en la diócesis. «Podemos aportar un horizonte con criterio, esperanza, apoyo, compañía, presencia y actitud». Cristina Losa instó a ser constructor y acogedores sin dejar de lado el silencio. Para ello recurrió a la necesidad de «hacer red» y en segundo lugar de crear espacios de reflexión y debate «.

«Castellers» 

Domingo Torres, profundizó en el significado del lema, «De colaboradores corresponsables» haciendo una metáfora con los castellers. «Podemos estar dando vueltas al castillo, con mínima implicación o nos podemos paquetería voluminosa, es decir, implicarnos! Todo el mundo tiene su tiempo y su momento, que no tiene por qué ser igual para todos». Torres insistió en la necesidad de pasar a ser corresponsables con Jesús, «encarnar la compasión, la ternura, la solidaridad, el perdón, la misericordia …».

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...