Adviento, tiempo de espera y esperanza

Es un período privilegiado para los cristianos ya que invita a recordar el pasado, impulsa a vivir el presente y preparar el futuro

En el lenguaje del mundo antiguo Adviento era un término técnico que servía para designar la llegada de un funcionario, en especial de reyes o emperadores, en alguna zona de la provincia. Los cristianos asumieron esta palabra para expresar su relación especial con Jesucristo. Consiste en un tiempo de preparación espiritual para celebrar el nacimiento del niño Jesús.


Un elemento fundamento del Adviento es la espera, que es a la vez esperanza. El hombre es en su vida un ser que espera. La esperanza cristiana no quita valor al tiempo sino que significa, justamente, que cada momento de la vida tiene valor, significa que podme aceptar el presente y que tenemos que llenarlo, porque todo lo que hemos asumido en nuestro interior tiene permanencia. Estos valores cristianos se confrontan con el concepto de sociedad líquida y todo lo efímero.

 

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...