125 años de amor y ternura hacia los niños

La Basílica de Santa María del Mar acogió una eucaristía de acción de gracias presidida por el obispo Sebastià Taltavull con motivo de la clausura del aniversario de la Llar d'Infants Bressol del Nen Jesús

Han pasado 125 años desde que la beata Carmen y un grupo de hermanas asumieron la responsabilidad de la guardería Bressol del Nen Jesús. Por este motivo, la basílica de Sta. María del Mar acogió una eucaristía de acción de gracias que fue presidida por el obispo auxiliar de Barcelona, ​​Sebastià Taltavull.

Dulzura y amor hacia los enfermos

La madre Carmen González Ramos, nacida en Antequera en 1834 y fundadora de la congregación de las Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones, llegó en 1889 en Barcelona. Se considera la primera guardería de Barcelona para atender a los hijos de los obreros que llegaban atraídos por el boom que había significado la revolución industrial.

«Atended con tierna caridad a los enfermos para atraer sus corazones, háganlo con dulzura y amor». Estas son palabras que siempre ha llevado a cabo la hermana Carmen. «Nuestra congregación tiene dos vertientes en su misión: una es atender a los enfermos y ancianos y la otra es atender a adolescentes, niños o universitarios. En nuestro hogar, concretamente, atendemos a niños que van desde los 4 meses hasta los 3 años», explicó la Hna. Manuela López, superiora de la comunidad y directora de la guardería.

Ha sido un largo recorrido que lo ha hecho posible la unión, la fraternidad y la solidaridad de todos los miembros que forman la familia de la congregación. «Uno de los valores más importantes ha sido la fraternidad. El hecho de poder encontrarnos en diferentes ocasiones, como lo hemos hecho en diferentes actos las antiguas hermanas que han pasado por la guardería, profesores y antiguos alumnos «, remarcó la Hna. Manuela.

Homilía del obispo Taltavull

Esta manera de vivir en comunión se refleja en la pregunta directa, delicada y entrañable de Jesús que el obispo Sebastián pronunció en su homilía: «¿Qué quieres que te haga?»

«Es la pregunta que debía haber en el corazón de Madre Carmen y dentro de los corazones de las hermanas a lo largo de todo este tiempo. La respuesta llena de ternura e inocencia deberán leída siempre en los muchos rostros de niños que habrán pasado y pasan actualmente por esta Hogar. El papa Francisco acaba de decir en la homilía de clausura del Sínodo: «estamos al tiempo de la misericordia», apuntó el auxiliar de Barcelona.

El obispo Taltavull remarcó que en el corazón de la pregunta y de la respuesta existe la necesidad de encontrar un espacio de confianza y al mismo tiempo de curación. Y recordó una frase célebre de Madre Carmen que aconsejaba tener la mirada de Jesús cuando decía: «amad mucho estos angelitos, ved en ellos a la persona del niño Jesús». Con este amor y alegría hacia los que más lo necesitan, las Hermanas del Sagrado Corazón seguirán poniendo su grano de arena para que toda esta gente reciba un apoyo y una estimación que ellas saben dar como nadie.

¿Te ha interesado este contenido? Suscríbete a nuestro boletín electrónico. Cada semana, la actualidad de la Iglesia diocesana en tu correo.

Te interesará ...